¿Creés que yo cago saldo o qué? Esta construcción se usa como respuesta a toda clase de pedidos pesados. Antes de que se popularizaran los saldos obviamente no existía la frase. Era más común escuchar: “Ndéiko reimo’a che akaka plata mba’e?” (vos creés que yo cago dinero o qué). También se contestaba con: “Ndéiko reimo’a che Banco Central mba’e” (vos creés que yo soy el Banco Central o que).

Menú