Carcelero baraja


«Carcelero baraja» quiere decir naipe de recluso. Proviene del refrán popular (ñe’enga) que dice: «Arriero rova ky’a carcelero baraja». La traducción es: cara sucia, como baraja de interno penitenciario. «Ivaive carcelero baraja-gui» (más feo que carta de recluso), es otra versión de la misma frase. Es muy similar también a otro que traducido dice «más gastado que baraja de prisionero».
Resulta curioso que el término «carcelero» se use en Paraguay con un significado contrario al que figura en el diccionario. Es decir, en otros paises, «carcelero» es el guardian o vigilante de la prisión; sin embargo, en nuestro país, carcelero es el que está preso. En Paraguay, se usa más el término guardiacárcel para referirse al custodio penitenciario.
Varios otros dichos famosos consignan la acepción paraguaya. Por ejemplo: «Órante ipu ndaha’éi año, he’i carcelero» (apenas suena la hora, no el año, dice el prisionero); «Ko’apete che topáta, he’i carcelero» (acá me vas a encontrar, dice el recluído). O bien: «Arriero ahy’o po’i carcelero bombilla» (hombre de cuello fino, como bombilla de preso).
También hay otro refrán que dice: «jajotopáta dentro de 15, he’i carcelero ichíkape» (nos vemos dentro de 15, dice el recluso a su novia). Además: «Che vare’áve carcelero-gui» (estoy más hambriento que un prisionero). Esta sentencia refleja la carencia de alimentos que suele afectar a las personas privadas de su libertad en las superpobladas cárceles paraguayas. Su variante dice: «carcelero pyahúicha che vare’a» (tengo tanta hambre como un nuevo interno de prisión).
Igualmente, es conocida la expresión: «Al privado, he’i carcelero nembotavyséro» (al privado, dice el preso que quiere engañarte).Esta última frase es un juego de palabras que alude a la «privada», que es el recinto donde los internos penitenciarios suelen recibir visitas íntimas.
Finalmente, un concepto trementamente difundido es el «anatómico carcelero» (ropa interior de prisionero). Se refiere a la prenda vieja, en pésimas condiciones, con agujeros, descocido, descolorido, etc.

Entrada anterior
Vyrochúko
Entrada siguiente
Háka pichona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú
Salir de la versión móvil