Caballo de comisario

Es el elegido por el poder de turno, palabra mayor en cuanto elección haya. El que -según la creencia- debe vencer a como de lugar. Era toda una institución en la política, aunque cada vez con menos vigencia.

Es lo contrario del «kavaju piru» (caballo flaco), que por tener menos energía habitualmente termina perdiendo la carrera, según se describe en nuestro artículo sobre los tipos de políticos paraguayos.

Entrada anterior
Molde úra
Entrada siguiente
Bandear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar