Malas palabras: Los 100 insultos más usados en guaraní y jopara

¿Cómo son las groserías o los insultos en guaraní? Recopilamos las palabras agresivas más frecuentes en Paraguay, con algunas groserías muy picantes y otras que forman frases muy graciosas. Muchas de nuestras expresiones populares quedaron fuera; esta es nuestra selección:

1-Karuvai. Es quien come mal. Pero usa en doble sentido. Es decir, en lo sexual, quien no hace distingos para aparearse, hasta con la pareja más sorprendente. Si es hombre, perseguirá a cualquiera que tenga pollera (“isái guive”), así fuera una escoba. Así que es un término bien agresivo.

Tras una exitosa serie de una serie de televisión, décadas atrás, en Paraguay a los promiscuos se les decía “Bonanza”,debido a que la historia estaba protagonizada por la familia Cartwright. Digamos que la gracia está en el hecho de que éste apellido se pronuncia de manera muy parecida a “caruvai”. Se usa como superlativo: “karuvai crónico”.

2- No liga ni túke. Es quien no tiene actividad sexual. Cero acontecimiento horizontal. Asimismo, se dice: “avavépe ndoapeligrái” (no apeligra a nadie, es inofensivo en el plano de las relaciones; probablemente todos conocemos gente así).

3- Segundo plato. Es la amante, también llamada la “extra” o “hueso” en la expresión popular. ”No soy segundo plato de nadie”, es una frase que generalmente puede escucharse en algunas conversaciones en nuestra dulce lengua.

PIROPOS PARAGUAYOS: 90 maneras de admirar a mujeres y hombres

4- Alonsito. Significa hornero en nuestro lenguaje coloquial. Esto se aplica al hombre que reconoce como propio al hijo ajeno. Es por la fama del ave de alojar en su casa a crías que no son suyas. Es un clásico que hasta ahora se utiliza muy frecuentemente.

5- Kangylon. El que tiene el pene fláccido. Es decir, el mpotente.  Igualmente se dice “ndoikói” (no anda) o “ndoikovéima” (ya no funciona), etc.

6- Tembo’i. La palabra tembo significa pene. Y tembo’i es un diminutivo. En este caso se refiere al que tiene el miembro viril pequeño, modelo “ñoqui”. El refranero, de todos modos, tiene un mensaje optimista o más o menos esperanzador al respecto; por ejemplo: “Ñañeha’ambaiteta, he’ aipo iñasunto’iva” (Haremos todo lo posible, dice aquel que tiene el pene diminuto).

7- Takúlo/a, takuchi. Calentón/a en la lengua vernácula.

8- Tatu capatá. Dícese del capataz de la vagina. Se le dice comúnmente al novio, concubino o marido que sobreprotege a su mujer para que no sea tentada por otro hombre. Otros, además, aluden a los papás sobreprotectores que demuestran celos extremos con relación a sus hijas.

CADA LUGAR TIENE SU FRASE: ¿Cuál es la de tu ciudad?

9- “Nderógape…” Es una ofensa común aplicada generalmente a los varones. Literalmente dice “en tu casa…” pero se complementa con cualquier palabra que alguien haya acabado de utilizar. Se usa para aludir a quien supuestamente está siendo engañada por su mujer.

Por ejemplo, si uno dice “no da gusto”, el ofensor le replicará “en tu casa lo que ahora ha de estar dando gusto”. O si éste le trata de tonto, aquel responderá: “en tu casa lo que estará algun tonto”, etc. como dando a entender que en ese momento en la vivienda del susodicho su mujer está con otro. No importa lo que uno diga, el otro agarra su palabra y le adiciona a “nderógape…”

¿YA VISTE? Las palabras más tiernas en guaraní

10- “Péicha he’i chéve ne hermana”. “Así me dijo tu hermana”. Es una estrategia de respuesta para cualquier ofensa recibida. A veces, se reemplaza “tu hermana” y se completa con “tu mujer” o “tu novia”. Por ejemplo, si uno te dijera “estúpido” o “inútil”, solo basta con responder: “Así me dijo tu hermana/novia/esposa”, etc. Pero ahí no termina. Asimismo, a esta réplica se opone una contrarréplica que dice: “He’i vaerâ, si ipuerca nio” (Y ha de decir, porque es una cochina).

11- De la otra vereda. Se refiere al homosexual. “Patea contra su arco”, es otra denominación, así como “108”, teviro, teviremói, etc.

LOS DOMINADOS

12- Lorito, lorito óga. Ave que simboliza al hombre que a criterio de sus amigos vive dominado por su esposa o concubina; es el que generalmente no tiene permiso para salir con sus socios. En otras palabras, son maridos o concubinos que viven prácticamente enjaulados, tal como les ocurre a estas aves domesticadas.

13- Sâ mbyky. El que tiene la cuerda corta. El hombre o la mujer que no suele tener permiso de su pareja para salir. En juego de palabra se dice “San mbyky, el santo de los dominados”. También se le dice “permiso’i” (poco permiso), entre otros muchos adjetivos.

14- Mba’ysyvo. Tártago. Se le dice así al hombre que no tiene la venia de su esposa. “Mba’ysyvo osê oga jerérente” (el tártago solo sale alrededor de la casa). Igualmente se le dice churero parlante (sale de su casa y se pone a gritar) o bienkure patada, según el refrán: “Arriero sambyky, kure patada” (hombre de cuerda corta como la patada del chancho).

COLMOS: Las 51 frases más argeles (pero de argelerías hablamos)

15- Fósforo brasilero. Alusión machista hacia el hombre que es fiel a su señora. “Icaja rehente hendy” (solo por su caja se enciende; en otras palabras, hombre que solo se acuesta con su mujer). Los antiguos fósforos brasileños habitualmente no se podían encender con envoltorios de otras marcas. Otros dichos del mismo tinte sonvaka ruguái y camión tujakue, expresiones que explicaremos en otro momento..

VARIOS

16- Hurón’i.  Pequeño hurón, que es un mamífero con un olor fuertísimo. Se aplica a la gente hedionda. A los que tienen katî (catinga) además se les dice «aguara’i» (zorrillo). Un refrán popular sobre estos olores dice: «Todo puede suceder, he’i aipo ikatîva isyvápe» (El que tiene catinga en la frente dirá: todo puede suceder)

17- “Neryakuâ segundo tiempo”. Tenés el olor a segundo tiempo (en alusión a los partidos de fútbol). En otras palabras, olés mal, como se supone que huelen los atletas que llevan más de la mitad del tiempo de juego.

18-“Omano pio nde Àngel de la Guarda mba’e?”. Frase usada cuando se culpa a cualquier prójimo de haber largado un pedo extremadamente maloliente. La traducción es: “¿Acaso se te ha muerto tu Àngel de la Guarda?

MEJORES ÑE’ENGA SOBRE EL AMOR: Ména celoso ha jagua ruguái koli…

19- “¿Ekaka lazo mba’e pio?” Se le dice a quien tarda demasiado en el baño. Literalmente quiere decir “¿acaso cagás lazo?”.

20- Mboy’úsico. Fusión de la palabra músico con “bebedor”, por la fama que tienen los artistas. Del mismo modo, se dice ky’ánico” mezclando la palabra mecánico con sucio. Otros términos descalificativos en nuestra lengua se aplican a los políticos («dipotrucho», «senarrata», etc.).

21- Maltirón. Alguien cuidado, bravo, alocado e imprevisible.

22- Náko. Es el tabaco que se masca. Pero la palabra se usa para señalar a la gente supuestamente sin valor. Equivaldría a llamar de basura a otro.

23- Sagua’a. Grosero, irrespetuoso, mal educado, arisco, chabacano.

24- Deprovecho. Inutil, de quien no se puede conseguir ningún provecho. Uno dice “¡ese deprovecho!”, por ejemplo, al enterarse que una persona hizo alguna macanada. El refrán proclama: “Arriero sin deprovecho, pa’i aokue” (hombre de nula utilidad, como la ropa que usaba el sacerdote)

25 Zapatu un lado. Zapato de un solo lado. Se alude a un ser inservible, inútil. Asimismo se le dice «veneno ryrukue» (envase de veneno). Es una de las frases más usadas últimamente en Facebook y otras redes sociales.

PODEROSO CABALLERO

26- Arriero mantenido. Categoría social tradicionalmente muy reprobada. No era bien visto que la mujer trabajara afuera y el hombre se quedara al cuidado de la casa.

27- Maestra ména. Los maridos de las profesoras tienen fama de no ser muy agraciados intelectualmente. Son víctimas del refranero popular: “mba’e tavy maestra ména” (ignorante como marido de docente). Otro prejuicio asociado frecuentemente a estos varones es la creencia de que son mantenidos. Hablando de eso, los «ména sogue» también son maltratados en la conversación cotidiana.

28- Reumatismo. Jóvenes que se involucran sentimentalmente con gente de mucha más edad. Asimismo, al hombre al que se involucra con una dama que le supera en edad suele recibir el apodo de «reboso».

29- Prensa yvyra. El amarrete, avaro. “Prensa de madera”, porque aprieta mucho. Igualmente se le dice jopy, jopyto, jopylo.

30- Arriero perô: Hombre sin recursos; equivalente a “pelado” o pelagato. En el refranero popular o ñe’enga aparece: “Arriero perô limeta” (hombre pelado como la botella).

31- Pelécho o apelechado. Viejo y desgastado, según el diccionario propuesto por el  profesor Juan Aguiar. Ejemplo: “Ese Pedro es un apelechado” o bien “Carlos es un pelécho”.

32- Sogue, soguéto. Estado de insolvencia.  Muchas frases se refieren a esta situación: “Lo que importa es lo de adentro, he’i arriero sogue” (el hombre seco dice: lo que importa es lo de adentro). Chesogueve kurusu léguagui (Estoy más seco que la Cruz de legua). “Arriero sogue ha toro móchogui, golpe mante rerrecibí vaerâ” (de un hombre insolvente y de un toro mocho solo podés recibir golpes). “Sogue ha mbarakaja, py’a nandínde ofarreava” (el pelado y el gato siempre farrean con el estómago vacío).

33- “Plata cajón rehe eñepysanga hina”. Es un sarcasmo materialista aplicado a cuando alguna mujer forma pareja con un individuo de muy escasos recursos o evidentemente sin futuro promisor. La frase dice: “Se tropezó con un cajón de dinero”.

CAPACIDAD INTELECTUAL

34- Tavy, tavycho. Ignorante, tonto. Tiene muchos usos en la expresión cotidiana. Por ejemplo “ñe’e tavy” (habla como bobo). O los refranes: “Tavy nañande jukái, ñande guereko asýnte” (La ignorancia no nos mata, solo nos hace vivir mal,miserablemente). “Aprobado, he’i diputado tavy” (Aprobado, como diría el diputado ignorante); “arriero tavy vaka Chaco” (hombre tonto, como una vaca del Chaco). Otro similar en el lenguaje autóctono reza. “arriero tavy, pira laguna” (tonto, como pez de laguna).

35- Ñandejára táxi. El taxi de Jesús. O bien, el burro milenario del Nuevo Testamento con el que Nuestro Señor entró a Jerusalem. El apodo fue muy popularizado en Paraguay cuando se aplicó a un ministro de la dictadura de Stroessner que era considerado muy burro. No obstante, el uso persiste, aunque ya no tan masivamente.

36- “Ndetavy ne akâmbytetépe”. Es el tonto sin discusión. Literalmente: “Sos tonto en el medio mismo de tu cabeza”.

37- Lápi mbyky. Ignorante, burro. Se refiere a quien tiene el lápiz corto.

38- Vyro. Tonto, estúpido, bobo, zonzo, ignorante, idiota, necio. Encontramos toda clase de vyros.Vyro tuja. Es el tonto viejo. El ñe’enga dice: “vyro tuja, pira laguna” (tonto como pez de laguna).Vyro chaleco. Este es el tonto que se presenta de modo elegante, viste de chaleco. Vyrochúko. (vyro chusco) Tonto que quiere aparentar. Es decir, hace lo que sea por mostrar gracia, elegancia y donaire. Entre las muchas alusiones a este prototipo, una dice: “Chusco ha mal gasto, arriero mondohoha” (Querer mostrarse y malgastar  llevan al hombre a la quiebra) Vyro maleta. Es también el tonto que aparenta, la traducción sería tonto maleta. Vyro paha. El último tonto, etc.

39- Vúrro lápi, burro rembo. Miembro de burro. Es decir, tonto, tonta.

40- Tavyrón. Quiere decir, bobo, alocado.

41- Tovatavy. Significa estúpido, idiota, sonso. Viene de tova: cara; tavy: tonto. etc

42- Lui o Lui-Lui. El o la que no está bien de la cabeza. También se le dice «de poco» (si es varón) o «de poca» (si es mujer). Seguramente la frase es una abreviatura de “de poco juicio”.

43- Okablea. Está loco. “Cablea”, en traducción libre. Posiblemente proviene de la expresiòn “se le cruzan los cables”.

NUEVAS EXPRESIONES DE MODA: ¿Qué significa ho’uma ule?

44- Opoi kuártagui. No está en sus cabales, no razona y comete toda clase de tonterías. No se trata precisamente del que fue al manicomio o se está tratando de algún problema psicológico, sino el irresponsable, el que no mide las consecuencias para hacer sus macanadas. La frase en realidad tiene su origen en la mecánica del vehículo.

45- Noimbái. No está todo. Es decir, se refiere a algún desequilibrio mental. Es equivalente a “le falta algunos jugadores”.

APARIENCIA FISICA

46- Sa’yju. Desnutrido. Literalmente significa “amarillo”, por el color de la piel pálida. Se refleja en varios refranes populares o ñe’enga: “Aichinjaranga, he’i imemby sa’yjuva” (pobrecito, diría la que tiene un hijo amarillo) o bien: “arriero sa’yju panambi arroyo” (hombre amarillo como la mariposa del arroyo). Por ejemplo, en rondas de enojo, el ofensor es capaz de desmerecer a su víctima diciéndole: “Nome’ei la nde pire color” (El color de tu piel no da o no es suficiente).

47- “Reñeinaugura potaite”. Estás a punto de ser inaugurado. Se le dice al que ha adelgazado demasiado. Es un juego de palabras. Se basa en que si algo “se termina” o “se acaba” normalmente pasa a ser inaugurado. Aprovecha el doble sentido de “acabarse”.

MIRÁ TAMBIÉN: ¿Cuántas maneras hay de completar la frase «terehóna…»

48- Sevo’i eléctrico. Alguien muy flaco pero que sin embargo tiene movimientos ágiles.

49- Ñati’u bikini. Individuo especialmente flaco o flaca. Por ejemplo, literalmente dice: “bikini de mosquito”, así que ya se imaginan.

50- “Opa la nde cocido”. Se le dice a uno que palidece o tiene aspecto de estar a punto de desmayarse por falta de alimentación. “Se terminó tu cocido”, es la traducción, ironizando respecto a que supuestamente se agotaron los pocos nutrientes del tradicional desayuno.

51- Curepi, curepa. Alusión despectiva hacia los argentinos. Kurepi vendria de kure=chancho,  pire= chancho. Supuestamente se originó a partir de que los soldados argentinos usaban zapatos de piel de chancho. Pero las cosas cambian con el tiempo. Recientemente también se popularizó la frase «kuña kurepi» (mujer agentina), pero ya en formato de una incidentada historia de amor. El nuevo enfoque fue popularizado por «David Alejandro y su grupo» a través del exitoso tema: «Atantease kuña kurepi».

52- Boli kuña. Es un insulto xenófobo que se popularizó después de la guerra del Chaco. Significa «mujer de boliviano». Las paraguayas que se involucraban con bolivianos, generalmente exprisioneros de la guerra, eran muy discriminadas. Antes, era muy frecuente el grito de «oguahêva último boli kuña» (el que llega último es la mujer de un boliviano). Era utilizado incluso por los niños como un juego y todos echaban a correr.

53- Akakuru. Arruinado. Literalmente, es el que tiene granos en la cabeza.

54- Apía. Es el herniado. Es otra forma de utilizar el adjetivo “boludo”. Igualmente se usa el superlativo “apia rodete”.

55- Ajúra galleta. Se refiere a la persona especialmente tonta o limitada mentalmente. Literalmente, dice “cuello de galleta”, en alusión al bocio, un problema causado por la falta de yodo.

56- Molde vai arpa forro. Deforme como forro de arpa.Tambén se dice molde úra, vakarati vosa (bolsa de cuernos), etc.

57- Arriero vai, vaicho, vaikueto. Hombre feo. Pero el refrán sale a su favor: “arriero vai irrecurso heta” (el hombre feo tiene muchos recursos). Otra expresión asegura que el hombre feo tiene suerte. Similar a la frase en español: “la suerte de la fea, la linda la desea”.

FORMA DE SER

58- Lata pararâ. Se dice al ruidoso o ruidosa, que habla mucho. Puro alharaca.

59- Yukyto, jukylo. Podría traducirse como “saleroso”, pero se usa como sarcasmo. Se aplica al que literalmente no tiene ninguna gracia. También se le dice juky vosa (bolsa de sal) o «collar de sandía». Se aplica a individuos especialmente pesados. Hay otras numerosas formas de referirse a la gente pesada.

60- Cepillero. Es el zalamero, lametraste, experto en hacer kele’e (alabanza) a los que tienen poder.

61- Pyrague. Se trata del espía delator. Es el famoso informante popularizado durante la dictadura de Stroessner, aunque la figura existe desde los primeros años de la independencia, según los historiadores. Dieron lugar a la institución del “pyraguereato”. Del mismo modo, se le dice  tîro’ysâ; iteralmente “nariz fría” y alude al perro.

62- Pysâtronco. Sujeto especialmente torpe en el fútbol pero que persiste en practicar dicho deporte. “Dedos del pie hecho tronco”, en traducción libre. Ejemplo: “César nunca mete un gol, es totalmente pysâtronco”.

REMEDIOS REFRESCANTES: Lo que sí o sí tenés que saber antes de tomar tereré

63- Culi. Individjo exageradamente fino/a, delicado/a. Posiblemente viene de “culito empolvado”.

64- Tasengy. Llorón/a. Está permitido que los niños lloren, pero en los adultos se considera algo especialmente reprochable. Simplemente, los hombres no deben llorar, según la creencia popular.

65- Valle. Campesino o campañero, en todo despectivo. Que mantiene los usos de tierra adentro, con modales antiguos.

66- Koygua. Tímido o tímida. Proviene de “kogaygua” (de zonas de cultivo). Muchos paraguayos no quieren interactuar con el público o son reacios a tratar con gente no conocida.

67- Pire pererî. Persona sensible, que reacciona exageradamente por cualquier cosa; por ejemplo, ante las críticas o alguna adversidad. Es lo contrario del pire atâ (piel dura o curtida), al que nada le hace mella.

68- Jejapo. Vanidoso/a, orgulloso/a. En traducción libre, “el/la que se hace”.

LAS PALABRAS MAS FUERTES

69- Mbóre. Despreciable, mala onda, malvado. En general el o la mbore es despreciable. Pero además se usa el término como una negación tajante, al responder una pregunta en el sentido terminante de “jamás, nunca, no”. Una expresiòn muy común dice: “Mbóre, ni cagando”. Pudo haber tenido su origen en la expresión “ne rembóre” (por tu pene) y luego se contrajo en “mbore”, según el profesor David Galeano. Hay otras dos teorías. Una es que deriva del inglés (I am bored, estoy aburrido) que supuestamente usaban los técnicos que vinieron al Paraguay para construir el ferrocarril. Otra versión es que se originó del portugués “vai embora”, después de la guerra de la Triple Alianza.

70- Tevi picha’i kangy. De esfínter flojo, literalmente. Equivalente a “cagón” en castellano. Un individuo considerado particularmente débil y/o cobarde. Muchos usan la expresión para desafiar o provocar pelea.

71- Nderevikua. El agujero de tu ano.

72- Nderevi. Se usa como interjección (¡tu culo!), como un rechazo o negación tajante, equivalente a “no, nunca, jamás”. También se usa en el mismo sentido «che revi» (mi trasero). O bien «che revi, eremi» (decí mi culo).

73- Tembo nde’áva. Un grado superlativo del pene. Equivale a expresar algo como grandísimo pija. En la traducción libre, sería pene con fruta.

74- Nderasóre. “Por tu gusano” sería la traducción literal, pero probablemente es una transformación de la expresión “nderakóre” para restarle la connotación de fuerte agresividad que contiene.

75- Ndesýre. Literalmente: “por tu madre”, pero también se usa como interjección parecida a “ndéra”, etc.

76- Añamechu, anome’û. ¡Demonios! ¡Diablos!

77- Puñetero/a, pajero/a. Aficionado o aficionada a la autosatisfacción. “Más de tres sacudidas ya es paja”. Un distingo establecido entre los hombres para evitar masturbarse involuntariamente en el momento de la micción.

78- Añamemby. Hijo/a de la diabla. Frecuentemente también se escribe «añamembuy», que es diferente a la grafía oficial de Paraguay.

79- Aña ra’y. Hijo/a de la diabla.

80- Añarako. La vagina de la diabla.

81- Añarakópeguare. Nacido de la vagina de la diabla. Insulto que se utiliza en casos de gran enojo.

82- Añaraki. Diminutivo de añarako con la intención de reducir la agresividad de la expresión.

83- Añaraitypeguare. Alguien venido del infierno. Ser proveniente del lugar de los demonios, sería una traducción aproximada.

84- Arakópeguare. Originario o proveniente de la concha de la diabla.

85-Nderakóre. Por tu concha.

86- Japiro. Pelar el prepuccio. Masturbarse. Se usa como rechazo o reprobación. Si el otro te responde “japiro” es como si te dijera: “ándate a la mierda”, “tontería lo que decís”. Más sobre japiro.

87- Japiro túnare. Pelar el prepuccio o masturbarse contra el cactus. Es una invitación dirigida habitualmente a un varón para que vaya a masturbarse contra el cactus. “Terehóna ejapiro túnare” es un insulto muy utilizado para pedirle al otro que deje de molestar. Abundan, además, las frases que comienzan con «terehóna» y otras maneras de echar a la gente en guaraní.

88- Japiro imátare. Pelar el prepuccio hasta la mata.

89- Kóre. Abreviatura de “nderakóre”. Otra abreviatura similar es ndéra o bien “chóre”, “chórena

90- “¿Ndechupéte soro mba’e pio?”. Se usa para acallar a quien se está plagueando de manera molestosa. Se le compara con un bebé: “¿Acaso se te rompió el chupete o que?”, es la traducción.

91- “Nde aparte hyekue repyicha”. Vos, aparte, como la recaudación de las menudencias. Antiguamente, los carniceros juntaban el dinero de la venta de carne y de las achuras en forma separada.

92- Che rekaka kue. Mi cagada. Es una extraña forma que tienen las madres de referirse a sus hijos. Se usa sobre todo cuando se tiene la intención de darle un sacudón a los retoños que quieren sobrepasarse.

93- Tembo. Pija, pene y todos sus sinónimos. Es uno de los insultos más comunes, con numerosas variaciones. «Tembo la eréa» (lo que decis es pene), es una descalificación frecuente. Igualmente, se ha viralizado en Facebook y otras redes sociales la expresión: «Tatu pire la eréa». Tatu es un doble sentido; se traduce como armadillo y vagina al mismo tiempo. Se usa para desmerecer lo que el otro está diciendo. La expresión sería: «Piel de tatú lo que decis».

Parábola del hijo pródigo: El cura paraguayo que cambió la Biblia

94- Tekaka la eréa. Lo que decís es mierda. Como profilaxis se da esta recomendación: “Emoi pañal nde jurúre porque tekaka la eréa” (ponete pañal en la boca porque lo que decís es cagada).

95- Kuña’i. Es lo mismo que mujerín. Y normalmente puede ir con superlativos: “Ikuña’ieterei” (es demasiado mujercita), “ikuña’ieteiko” (qué mujercita que es), “ikuña’i con devoción” (es muercita con devoción), “ikuña’i reko” (tiene los modales de una mujercita) etc.

96- Mboréski, mbóchi, mborefliki. Son otras formas de decir “mbóre”. En algunos lugares se dice “mborembostembo”. Además, se pueden usar todos los superlativos habituales en nuestro idioma Guaraní: Mboreiterei, mbore con tekaka, mbore con devoción, mbore mata, etc.

97- Tarúpida /o. Mezcla de tarado/a y estúpido/a. “Sos un tarúpido al cuadrado”, es uno de los usos.

98- Jagua ry’ái. Literalmente, “sudor de perro” lo cual puede parecer muy absurdo para los demás pero el paraguayo usa cotidianamente la frase para referirse a alguien o algo absolutamente insignificante. Por lo demás y para agregar un elemento más raro al tema, los perros no sudan. Pero, no obstante, en Paraguay cualquier cosa puede pasar a la categoría de jagua ry’ai: un tema, una persona, una causa, un evento que no tienen ninguna significación; hasta un varón que fracasa en su intento de cortejar a una dama puede pasar a convertirse en jagua ry’ái en la conversación de sus congéneres. La expresión no tiene género; es decir, se aplica indistintamente a hombres y mujeres.

99- Alhaja. Inservible, de escaso valor. Así, por ejemplo, hay marido alhaja, hijo alhaja, etc., por mencionar los usos más habituales.

100- Arruinado. Inútil, inservible. Se usa generalmente en todas las acepciones; uno puede ser arruinado tanto en lo económico (que no supo ganar dinero), lo mismo que en lo laboral (no sabe hacer las cosas básicas de su trabajo), así como en el amor (carece de la más mínima habilidad para conquistar), y también en el sexo (no puede satisfacer a su pareja), etc.

100- Pichi, pichirulo, plíki. Insignificante, inútil, pequeño; es decir, de nulo valor.

Entrada anterior
Más de 60 modismos paraguayos, nuevos y no tanto, usados actualmente
Entrada siguiente
El día que Emiliano predijo la guerra del Chaco y otras 9 curiosidades del poeta

4 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú