Deprovecho

Es peor que el o la paranada. En realidad, el deprovecho resulta hasta dañino. Uno dice “¡ese deprovecho!”, por ejemplo, al enterarse que alguien hizo alguna macanada. El refrán proclama: “Arriero sin deprovecho, pa’i aokue” (hombre sin utilidad, como la ropa que usaba el sacerdote).

La serie de alusiones a las personas inservibles es bien amplia. Por ejemplo, “panteón timbre”, “avión bocina”, “4 de copa”, etc.

Entrada anterior
Tovatavy
Entrada siguiente
Pa’i aokue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú