Akâraku

Literalmente, el que tiene la cabeza caliente. Es el que se enamora perdidamente o, en general, se deja llevar por sus pasiones sin razonar y se expone a graves pérdidas. Normalmente, es inatajable. Se aplica también a las “calenturas” por las apuestas, las mujeres, las bebidas, etc.

Entrada anterior
Emone
Entrada siguiente
Juru balcón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú