Mbóre

“Mbore” significa mala onda, desagradable, antipático. En general una persona mbore es alguien despreciable. Pero también se usa el término como una negación tajante, al responder una pregunta en el sentido terminante de “jamás, nunca, no”. Una expresiòn muy común dice: “Mbóre, ni cagando”. Hay varias versiones, como por ejemplo: mborefliki, re-mbore, qué mbore, etc.
Pudo haber tenido su origen en la expresión “ne rembóre” (por tu pene) y luego se contrajo en “mbore”, según el profesor David Galeano.

Hay otras dos teorías. Una es que deriva del inglés (I am bored, estoy aburrido) que supuestamente usaban los técnicos que vinieron al Paraguay para la creación del ferrocarril.

Otra versión es que se originó del portugués “vai embora”, después de la guerra de la Triple Alianza. Aquí, graficamos los usos más comunes del término:

*Puede significar decepción:

-El chiste tuvo un final absurdo, nada simpático.

-¡Qué mbore!

 *Equivale a decir “es un desgraciado”:

-El jefe no me aprobó mi pedido de permiso

-¡Qué mbore que es!

*O un feroz desgraciado:

-El profe no dio temas, dijo que estudiemos todo el libro

-¡Es un mbore nde’ava!

(Otros superlativos: re-mbore, imboreiterei, imbore kaka)

*Se usa como negación rotunda:

-Prestame tu auto este finde

-¡Mbore!

También se usa para rechazos enfáticos: ¡Mbore ka’i!

*Describe una situación muy desagradable:

-Empezamos a ver el partido y justo se cortó la luz

-¡Qué mbore!

Aquí rescatamos un chiste (subversivo para la época) que corrió sobre este término:

Supuestamente en la inauguración de Itaipú, el presidente brasileño repetía en varios párrafos la frase: “oh povo paraguaio”, lo cual es académicamente correcto (oh, pueblo parguayo), pero al oído de nuestros compatriotas  se entiende como “de 4 los paraguayos”. Entonces, cada vez que usaba la expresión, escuchaba un coro:

-Mbore, mbore!

Preocupado, el jefe de Estado gira la cabeza y pregunta rápidamente a su colega paraguayo qué significa la palabra. También rápidamente le dice que “mbore” es alguien excepcional, un genio, un capo, etc. De modo que el presidente rapai sigue su discurso y vuelve a repetir lo de “oh, povo paraguaio”. Enseguida le replican lo mismo que antes y entonces él remata:

-Muchas gracias! Si, yo soy mbore… Pero Stroessner es mucho más mbore que yo.

 

Entrada anterior
Taryrýi
Entrada siguiente
Mboréski, mbóchi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú