Segundo plato

Significa amante, despectivamente, en contraposición al o la titular (que siguiendo este razonamiento sería el “primer plato”, pero -claro- nadie dice así a la pareja oficial). La tercera persona en una relación también se denomina frecuentemente “extra” o “hueso”. Y si se trata del amante masculino de una mujer comprometida se llama “sombrero”.

Entrada anterior
Ho’úma úle
Entrada siguiente
Japyta upéicha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú