Haso

Agusanado, podrido. El uso del tèrmino se ha popularizado últimamente sobre todo entre los jóvenes para expresar rechazo o aburrimiento. Ejemplo, alguien puede negarse a asistir a un concierto por considerar que el grupo que actúa es “haso”, etc.

Entrada anterior
Itavýa vosa
Entrada siguiente
Che la bruja, la bruja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú