Apoyo

Es cuando se le engaña al ternero haciéndole creer que va a tomar la leche de su mamá. En realidad, solo se le permite succionar las ubres por un breve instante para que la vaca “suelte” la leche. Es decir, el engaño es tanto para el pequeño vacuno como para la lechera.

Entrada anterior
Cepillero
Entrada siguiente
Ruvio/a kesu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú