Calientasillas

Es el candidato que ya llegado como novio oficial visitando a su amada por un extenso periodo pero que se muestra reacio a formalizar o pedir la mano en matrimonio. No hay un periodo de tiempo específico en que un amado pasa a la categoría de “calientasillas”, dependiendo esto del contexto y, generalmente, del dictamen de las tias de la novia y otras personas allegadas.

Habitualmente, el adjetivo no puede borrarse con el tiempo, sino mas bien tiende a reafirmarse y agravarse. Un calientasillas que se eterniza en esa condición solo podrá tener redención si en algún momento del prolongado noviazgo se aviene a pasar por el Registro Civil y la Iglesia para los juramentos de rigor con su novia.

Entrada anterior
Murió campera
Entrada siguiente
Iguyra mano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú