Luneiterei

Luneiterei.

Es demasiado lunes. Este argumento que sirve para casi todo. Si es muy lunes, cómo te vas a esforzar tanto, por qué harías un sumo esfuerzo por nada. De hecho, es el día de mayor ausentismo laboral en el país. Debemos santificar las fiestas y estamos hablando de un día que le sigue al domingo, nada menos. El caso es que no termina ahí.

La misma excusa puede usarse para prácticamente todos los demás días de la semana. Al día siguiente se podrá alegar que es “muy martes”. Luego, que es “demasiado miércoles”, una hermosa mitad de la semana que como tal debería respetarse. Después ya será “muy jueves” (o como muchos dicen “juernes”; es decir, mitad jueves-mitad viernes).

A continuación, puede ser ya demasiado viernes para esforzarse tanto y después ya será muy sábado.

 

Entrada anterior
Che kavaju
Entrada siguiente
A primero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú