Serrucho, serruchón

Serrucho, serruchón.

El que conspira para ocupar tu puesto, sea en el trabajo, en el amor o cualquier otro ámbito. Cuando este tipo de traidores falla en su intento se convierte en “serrucho de goma”, por cuanto que no corta, se vuelve inservible; es decir, una herramienta inútil.

Entrada anterior
No hinches, no me hinches
Entrada siguiente
Radio so’o

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú