Serrucho, serruchón


El que conspira para ocupar tu puesto, sea en el trabajo, en el amor o cualquier otro ámbito.A las “serruchadas” en el terreno sentimental también se le denomina “tesapo’ê” cuando la persona tramposa se queda con la pareja de su amigo o amiga.

Cuando este tipo de traidores falla en su intento se convierte en “serrucho de goma”, por cuanto que no corta, se vuelve inservible; es decir, una herramienta inútil.

Otro curioso modo de llamar a la serruchada de piso es “kyra’o” (que significa quedarse con la grasa de otro). “Fulano oikyra’o Mengánope” (Fulano le sacó la grasa a Mengano; es decir, le sacó su pareja). También se suele decir: “Le hizo soplo a su amigo” (soplo, en algunos juegos de mesa equivale a “comerle su pieza” al oponente, en una falta o descuido).

Finalmente, en algunos lugares la forma de llamar a los “serruchones” se ha sofisticado tanto que ya le dicen motosierra. Y para redondear, utilizan las marcas más populares de estas herramientas. Por ejemplo: “Husqvarna”. En estos casos, directamente se sustituye el nombre del serruchador: “allá va Husqvarna”.

 

Entrada anterior
Agueru la che permiso
Entrada siguiente
Ojabríma la tiempo, he’i ohoséva ofarrea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú