Apete

Es otro de los términos que frecuentemente confunde a quienes viajan al interior del Paraguay. Quiere decir “acá cerquita” pero sucede que las referencias de distancia suele ser muy diferente en el campo en comparación con la ciudad.

Al poblador rural, acostumbrado a largas caminatas diarias, “apete” bien puede abarcar desde una distancia de 10 metros, un par de kilómetros o más.

Los equívocos causados por esta situación a los citadinos que van al campo han generado numerosos chistes y anécdotas.
Otra particularidad de los paraguayos es la forma de indicar una dirección, que abunda en referencias concretas, tanto en zonas rurales como en la ciudad. Siempre es “pasando tal cosa”, “frente a un árbol X”, “donde veas un portón negro”, etc.

Entrada anterior
Papichulo
Entrada siguiente
No hay peêmo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú