No hay peêmo

Peēmo un juego de palabra inventado para significar “ustedes” como si el hablante discriminara al interlocutor. Este uso popular -dado que no es una palabra oficial- tiene un curioso origen religioso.

Sucede que en la misa hay momentos en que el sacerdote proclama “oremos”. Y en guaraní “ore” no tiene que ver con rezar sino es el “nosotros” excluyente.

De tanto escuchar la repetición del “oremos” en la misa, el paraguayo le da informalmente un nuevo significado como si fuera “solo nosotros”. Es decir, el oficiante teóricamente se pondría a sí mismo en una posición de privilegio frente a los parroquianos.

Esta llamativa interpretación da pie a una queja del tipo: “Oremonte hina, nda’ipóri peēmo” (solo dicen “nosotros”, no hay “ustedes”). La frase es usada siempre que se pretende indicar favoritismo, privilegio, acaparamiento etc.

A nivel de bromas, en las rondas de amigos -por ejemplo- se suele aplicar al que no está invitando la bebida a los demás o retiene el vaso mucho tiempo en la mano, etc.
Este caso es un ejemplo palpable de cómo el paraguayo generalmente piensa primero en guaraní y con frecuencia incurre en este tipo de llamativas interpretaciones o transformaciones.

 

 

 

 

Entrada anterior
Apete
Entrada siguiente
Ombovu kamisa lómo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú