Ñañala


Ñañala” significa mujer mala. En el cancionero popular paraguayo abundan sobre todo dos acusaciones contra las mujeres: o son ingratas o son ñaña.
Si bien suelen usarse indistintamente ambos términos, «ingrata» se aplica con más frecuencia a las mujeres que abandonan o son infieles; en tanto el término «ñaña» es más usado en los casos de rechazo.

El propio Emiliano R. Fernandez, en «La última letra» escribió: «Amadme compasiva, te imploro mi azucena anína ne ñaña rehayhu ramo nde sy». También escribió «causa ne ñaña«, donde canta: «Ne ñañagui chendive ãicha chembopadeséva/ Ndereroviágui ha’éva che rejá tajeperde».
Otra polca muy popular, «A mi virgen querida», de Chacho Fernandez (letra) y Bernardo Ávalos (música), dice: «Che nde rayhu ha nde rechaségui/nde róga esquínagui nasêvéi/ ha nde ne ingrata ne añaségui/ku resêmírô nerema’êi».
Con menor frecuencia, se utiliza el término «ñañalo» hacia los varones. Asimismo, es usual el uso de «ñaña’i» (para referirse a alguien como malito o malita).
Por otra parte, en modo coloquial, se suele usar «ñañasear«, convirtiendo el término en un verbo. Del mismo modo, se habla de «ñañasismo» para referirse a la maldad en forma general.
Como superlativo están: «ñañaiterei», «ñaña nde’áva», «ñaña ruvicha», «ñaña mata», «ñaña korocho», entre otros.

Entrada anterior
Jagua to’u nde bola
Entrada siguiente
Algo es algo, he’i toro kandil okarnea va’ekue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar