Pombero: cómo espantarlo y otras curiosas creencias

¿Cómo ahuyentar al Pombero? Numerosas creencias rodean a este personaje bajito, robusto, moreno y retacón, con muchísimo vello en todo el cuerpo y brazos tan largos que los arrastra. ¿Qué tan efectivas pueden ser las “12 palabras redobladas” contra el temido duende o espíritu de los guaraníes? Enterate.

Te contamos 20 cosas que (quizás) no conocías sobre él.

1 – El Pombero anda sin ropas y su enorme miembro viril es tapado por la profusa barba, negra o blanca, que le llega hasta el suelo. Puede llevar un cigarro encendido.

2 – Los ojos del Pombero brillan en la oscuridad y puede correr en cuatro patas. Además, tiene varias habilidades: es capaz de mimetizarse con facilidad, hacerse invisible o deslizarse por cualquier ranura u orificio.  Imita a la perfección el canto de las aves (especialmente las nocturnas), el silbido de los hombres y de las víboras, el grito de animales, aullidos y el piar de los pollitos, entre otros. Lo describen, también, como ventrílocuo.

3 – Perseguir al Pombero es una tarea casi imposible: sus pies se pueden dar la vuelta y así confunde y desorienta a quienes lo intentan. Además, sus pisadas no se sienten.

4 – Es “internacional”: está en el acervo cultural de Paraguay, pero también en la región del litoral de Argentina, el sur de Brasil, noreste de Uruguay e incluso Chile.

5 – Se le llama también Pyrague (“Pies peludos”) o Karai Pyhare (“Señor de la Noche”). Los mbyá del sur del Brasil y de la provincia argentina de Misiones lo llaman Kuarahy Jára (“Dueño del sol”). Los mapuches y habitantes de Chiloé, regiones boscosas de Chile, hablan de un ser similar al Pombero llamado Trauco, bajo y lascivo y que persigue a las mujeres.

6 – ¿Por qué se le llama Pombero? En el sur del Brasil, se llama “Pombeiro” al que espía. Por su lado, los guaraníes llamaban de manera similar al que marchaba en las líneas de avanzada, reconociendo el terreno. Como que siempre está a la pesca, se cree que el nombre viene de allí. También puede derivar de la expresión “Po mberu” (‘Mano de mosca’), que alude a lo silencioso e imperceptible.

7 – Habita en el bosque o en casas abandonados. Anda de noche, viajando por todas partes. Si se hace amigo y protector de alguien prefiere estar en la cocina, cerca del fogón. Algunos tienen la costumbre de instalarle una hamaca.

8 – ¿Es amigo o enemigo? Si se lo quiere tener como aliado, se le dejan regalo como tabaco, miel o caña. Es usual pedirle favores,  como abundantes cultivos o que nada le pase a los animales de corral. Pero hay algo muy importante: después de pedirle un favor, se debe hacer el mismo regalo por las siguientes 30 noches. Si esto no se cumple, el Pombero se pondrá furioso y hará innumerables maldades en el hogar.

9 – Hay varias cosas que le enojan: nunca se debe pronunciar su nombre en voz alta, hablar mal de él o silbar en horas de la noche.

10 – ¿Qué puede hacer el Pombero si se enoja? Puede aparecerse como un burro sin cabeza, abrir puertas y ventanas con violencia o hacer que caigan los utensilios de la cocina. En ocasiones, se pasea cerca de la casa y se escuchan pasos y voces. Es capaz de llevarse la cerveza de una reunión, dejando a todos sin bebida, tirar piedras o hacerse invisible y mover las ramas de los árboles.

11 – El Pombero también puede soltar los animales del corral o dispersar tropas o manadas de animales salvajes o domésticos. Roba tabaco, desparrama el maíz amontonado y el popî (mandioca mondada). Puede llevarse la miel, gallinas, huevos. En otras ocasiones, echa del caballo al jinete andante y asusta a la cabalgadura.

12 – El Pombero puede ser muy vengativo. Si está molesto con alguien, quizás se desquite con su perro: el can amanecerá loco. Se dirá, en este caso, que fue tocado por el pombero: pombero opoko hese”. Cuando está muy enojado puede remedar al kara-kara (ave).

13 – El Pombero cuida de la casa de la persona que le hizo regalos. Vela por sus animales, sus cosas y se dice que retribuye atenciones, apareciendo en la casa frutas, huevos, etc.

14 – Le gusta rondar a mujeres embarazadas porque piensa que es el padre y a las madres con bebés pequeños que no han sido bautizados.

15 – Suele ser acusado del nacimiento de los niños extramatrimoniales. Lo seduce el cuerpo de una mujer y le gusta  despertarlas con el suave y escalofriante roce de sus manos. En ocasiones las secuestra y las posee; luego, las deja ir, generalmente embarazadas. En estos casos, el niño será muy parecido a él. Se dice también que con sólo tocar el vientre puede embarazar y esto ocurre si la dama solitaria, sin bautismo, al ser visitada en la noche por él, no le invita miel o tabaco.

¿CUÁL MARCANTE TE GUSTA MAS? Pombero manso o Pombero Fifi

16 -Le atraen los objetos brillantes; en estos casos, puede llegar a robarlos.

17 – Un simple roce con las manos peludas del Pombero produce pirî (escalofrío); en otros casos, puede hacer que la persona quede muda, zonza o experimente temblores el resto de su vida.

18 – El Pombero anuncia su presencia por un silbido agudo en medio del silencio de la noche. Si se imita su silbido, puede contestar de manera enloquecedora.

19 – Al hongo “Phallus indusiatus” o “Velo de novia” en castellano, se le conoce como Pombero rekaka (excremento de Pombero), pues nace a la noche y muere en el día, dejando olor a excremento. Se cree que es el “regalo” del Karai Pyharé o Señor de la Noche.

20 – Su función primordial es la de cuidar del bosque y los animales salvajes. Se enoja si un cazador mata más presas de las que consumirá o si alguien tala árboles que no utilizará. En esos casos, se transforma en cualquier animal o planta y lleva a la persona a internarse en lo profundo del monte, donde se pierde.

MIRÁ: El Pombero ya tiene su videojuego

La mayoría de las versiones lo describen con la boca grande y alargada y los dientes muy blancos. Tiene los ojos chatos, como los del sapo y una mirada fija, como la lechuza. Las cejas son tupidas y largas. Mucha gente asegura que estuvo frente a él… ¿vos lo viste al Pombero?

Las 12 palabras redobladas contra el Pombero

Preguntas a David Galeano, Doctor en Lengua Guaraní, Antropólogo, Profesor Titular de la Universidad Nacional de Asunción y Director General del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní.

-¿Es posible ahuyentar al Pombero?

 No es una práctica frecuente, pues la mayoría de las veces la gente busca hacerse amiga del Pombero. Sin embargo, escuché que algunos mandaron hacer misa, rezaron el rosario o hicieron bendecir su casa.

Algunos utilizan contra él las misteriosas “doce palabras redobladas”, que Rubén Rolandi rescató en su libro “Kásos: ahendu, ahai”.

Uno no es ninguno parió Virgen pura de Belén

Dos, dos tablas de Moisés

Tres, las Tres Marías

Cuatro, cuatro Evangelistas

Cinco, cinco verdolaga

Seis, las seis candelas

Siete, siete cabrillas

Ocho, ocho dogo

Nueve, nueve meses

Diez, diez mandamientos

Once, once vírgenes

Doce, doce apóstoles

Y que el Pombero desaparezca para siempre…

– ¿Cómo invocar al pombero?

Primero que nada, algunos dicen que la persona debe ser alguien de “lája porã” (buen comportamiento). Debe armarse de coraje para salir en la noche, al fondo del patio y allí “emongeta chupe” (hablarle) pidiéndole su amistad y protección, prometiendo serle fiel y dejarle petỹ (tabaco), guari (caña), ka’a (yerba) o eirete (miel).

-¿Cómo se le menciona al Pombero?

No es conveniente invocarlo por su nombre, pues su presencia genera miedo o zozobra. Algunos le dicen Chopombe y a la noche la gente se refiere a él, diciendo ñane irũ (nuestro compañero o amigo), ku jaikuaáva (ese que conocemos) o pyharegua (el de la noche).

-¿Cómo es el silbido del Pombero?

Es un silbido agudo y prolongado pero los más frecuente es que él se manifiesta imitando el piar de los pollitos o emitiendo un sonido parecido al de algún animal de la casa.

-¿Qué significa soñar con el Pombero?

Se dice que cuando se le aparece al varón en sueños, le anuncia algún peligro y a la mujer le anuncia embarazo.

– ¿Qué le pasa a un perro si el Pombero lo toca?

El karai pyhare puede “encantar”, hechizar a animales o a cualquier ser vivo, entre ellos al perro. En esos casos, podrá manejarlo como quiere, ya sea manteniéndole en silencio y quieto o haciéndole ladrar.

POMBEREAR: ¿Qué significa esta palabra?

REFERENCIAS:

-paraguaymipais.com.ar

-www.cuco.com.ar

-https://pueblosoriginarios.com/

-https://www.staff.uni-mainz.de/

Entrada anterior
Los mejores chistes cortos paraguayos
Entrada siguiente
Historia de Olimpia: William Paats, el aventurero que trajo el fútbol al Paraguay

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • Porfiria Orrego Invernizzi
    23 de julio de 2021 03:43

    Pombea: opombea he’ise omaña ñemiva, el que espia,
    Opombea hikóni.

    Responder
  • Excelente profe David..tu labor tan importante al compartir, hacer conocer y que no se pierda tanta riqueza. Muchas felicidades y bendiciones. Un gusto leerte siempre. Saludos

    Responder
  • Lily Delgado ( Indiecita Guarani)
    23 de julio de 2021 17:42

    Riquisima información. Quisiera aportar mi granito de info.. Según cuentan, que la peste negra tambien habria llegado a América, y siendo tan fatal arrasó con parte de la población. Visto y vivido muy de cerca por el Pombero, viendo tan fatal desenlace ante sus ojos, le temía terriblemente..
    Se escuchaba a los infelices contagiados expresar: ”buba, buba, che rurupaite”
    Mal dicho por nuestros antepasados: ”Bua Bua, che rurupaite” (Buba eran los bultos de pus o sangre que producía la enfermedad en las zonas inguinal, axilar, etc)
    Al escuchar dicha expresión el Pombero salía disparado del miedo.
    Cuestión que lo llevó a salir ileso del caso..
    Desde ese entonces, quien desea alejarlo por miedo, solo debe repetir 3 veces
    ”Bua bua, che rurupaite”
    Y chaucito Pombero!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú