Epokóna che nambire eñanimaro

Tocame la oreja, si te animás. Parte del ritual de desafíos.

Entrada anterior
Patrón sogue
Entrada siguiente
Ikatu la Brad Pit iplata hetave mba’e…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú