Hacer la pasada

Ritual de flirteo consistente en que una persona se desplaza – generalmente de modo reiterado- en las inmediaciones de la persona admirada con el fin de producir un contacto visual y quizás eventualmente alguna conversación. Estas pasadas pueden ser caminando o en cualquier tipo de vehículo.

También se puede hacer de forma solitaria o en compañía de amigos. La idea básica es ver y ser visto por la persona que es objeto de deseo. Con la proliferación de las motos, en algunas ciudades del interior se realizan diariamente unas rondas que incluyen pasar por un mismo lugar decenas de veces, por ejemplo, hasta que se agote el combustible.

Entrada anterior
Prosor
Entrada siguiente
21, ñati’u año

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú