Jarýi

Significa abuela en guaraní. Pero en los últimos tiempos adquirió un uso que indica maravilloso, excepcional, espectacular, genial, o -como también se suele decir coloquialmente- “de la gran siete”.

Entre los jóvenes es muy común escuchar “jarýi lekaja” (impresionante, viejo) e incluso se ha popularizado la frase “jarýi la merca lekaja” (literalmente: excelente la mercadería, viejo), que fue convertida en una llamativa canción por parte del dúo “Taravé ha Pakova”.

Estos artistas cómicos aplican la expresión a las chicas sexys. Pero en el día a día el elogio puede abarcar todo lo que se nos ocurra. Así, “jarýi” puede ser el adjetivo aplicado a una moto, una bebida, paseo, un regalo, una calificación en el estudio, etc. Es similar a “veveto” o “ndirindindín”.

De modo similar, se suele decir también: “jarýi terror mortal” o bien “mortal terror jarýi mundial” (es un superlativo, refiriéndose a algo verdaderamente excepcional). En sentido contrario, también es frecuente el uso de la expresión “jarýí maleta”, en tono generalmente negativo. “Le trajo a la cena hasta a su jarýi maleta” (le trajo de cola a toda su parentela). O bien “esa sale con cualquier jarýi maleta” (sale con cualquiera).

Otra acepción tiene que ver con las creencias ancestrales de nuestros antepasados. “Jarýi” es el genio protector que tienen los distintos elementos de la naturaleza. En el interior es comun escuchar a los ancianos advertir a los jóvenes sobre estos duendes. Por ejemplo, para que respeten al “ka’aguy jarýi” (duende tutelar del bosque), o al “río jarýi” (guardian del río), etc.

Entrada anterior
Requerir
Entrada siguiente
Tuku karu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú