Pescar rebote

La frase, de por sí bastante descriptiva, se refiere a la práctica de esperar una oportunidad para lograr algo. Es una metáfora proveniente del fútbol que se puede aplicar a diversos órdenes de la vida. Resumiendo, sería la estrategia del oportunismo.

Por ejemplo, para hacer negocio, uno puede estar esperando la mejor oportunidad para hacer una oferta o pujar por algo en condiciones ventajosas. En el plano amoroso, el pretendiente puede aprovechar que -por ejemplo- la dama se haya peleado con su novio y allí acercarse a la dama en cuestión.

Obviamente, en la política hay montón de ejemplos de los que “pescan el rebote” para sacar ventajas de desterminadas situaciones.

Entrada anterior
Fósforo brasilero
Entrada siguiente
Pierna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú