Plancha

Una de las clásicas y temidas jugadas cuando hay que disputar la pelota. Consiste en extender la pierna para que la base del pie choque con todo al rival, cuando es inevitable un cruce con el jugador oponente. La suela del champión, sacachispas o botín entonces da de pleno contra el pie del contrario y, por más de que éste chute con fuerza, terminará llevándose la peor parte en el encontronazo, por la presión antirreglamentaria del otro (u otra). La base del pie pues queda recta y lisa, por eso los perros le pusieron el nombre del electrodoméstico.

Es falta evidente (¡tarjeta, profe!) y depende de qué tan fuerte sea la plancha para que el otro quede machucado. En un barrio contra barrio es un recurso “desleal” y puede desatar un feroz moquete por la “ofensa” que ello implica. Cuando ya es muy fuerte, se le llama “planchazo”. En algunos casos le dicen “ype juru” (pico de pato) por la forma que adopta el pie, formando un ángulo de aproximadamente 90 grados.
Hace un par de años, el hoy exdelantero de Boca Juniors, Carlos Tevez, le rompió la pierna a un rival por entrar con un planchazo en la disputa de la pelota. Figuras como Stanislao Struway, Héctor Blanco y Richard Ortiz usaron con frecuencia este tipo de riesgosas maniobras. O sea, heta otrozá ha oipiro con este tipo de jugadas.

Entrada anterior
Tortolero
Entrada siguiente
Ndévente igusto, he’i vúrro árigüi ho’a va’ekue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú