Sepulturero

En política, es aquel que tiene la triste  fama de fundir partidos. Son numerosos dirigentes  los que acostumbran recorrer organizaciones políticas. Así, van sucesivamente enterrando partidos a su paso.
Lo sorprendente es la manera en que logran resucitar de la noche a la mañana. Ellos fundan y luego funden.

Generalmente vuelven reencarnados en algún nuevo sector inventado para mantener el protagonismo. Les encajaría como slogan la popular frase: “tojehecha ipartido peteîva” (que se vea el que tiene un sólo partido)

Estos enterradores incluso a veces -entre arreglos y transas varias- regresan a la vida. Y lo hacen incluso logrando altísimos cargos. Pero sus partidos no siempre tienen esa suerte.

Entrada anterior
Hacer un trabajo
Entrada siguiente
Chipa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú