Huevito

“Huevito” en el fútbol consiste en pasar la pelota por debajo de ambas piernas del rival, haciéndolo quedar en ridículo. La jugada se llama así porque describe a una gallina ponedora o alguna otra ave que está sobre sus huevos. Entonces, el jugador al que se le hace “huevito” vendría a ser gua’u el pájaro que ya tiene así, al menos, un huevo.
“Ya tenés para tu cena”, suelen decirle los perros al que es blanco de esta maniobra, en el futbolacho. El lateral franjeado Sergio Otálvaro, durante un clásico, dejó en ridículo a Santiago Arzamendia (hoy ex Cerro) con un magistral “huevo” o “caño”, como también lo llaman.

Pero, el fútbol siempre tiene revanchas. En otro partido entre los equipos archirrivales, el actual jugador del Cádiz de España le hizo un “doble caño”. Es decir, dos huevitos seguidos, devolviéndole así el favor.
“El fútbol no es tirar caños. Es parte del juego, pero no te ponen en un equipo a tirar caños”, dijo akue el argentino Sebastián Domínguez, comentarista de la cadena ESPN. Fue cuando criticó a los mellizos Óscar y Ángel Romero, dos especialistas en la materia. Riquelme, Ronaldinho, Maradona, entre otros monstruos, fueron algunos de los que hacían unos “huevitos” puretes a sus rivales. Ah, pero eso no es fútbol, he’i el comentarista aý rapó.

Entrada anterior
Remediar
Entrada siguiente
Arriero arruinado ha kuña moldevai isuérte mante va’erâ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú