Malandro

En Paraguay se dice «malandro» al ladrón, pero también se han acuñado otros derivados como «malandrín» y «malandrito». Es decir, las personas que están involucradas en el «malandraje» o la malandrería.

En la jerga de las noticias policiales, también se les llama frecuentemente como «pájaros de cuenta», «malvivientes» o «chicos malos», que generalmente tienen «frondosos antecedentes».

En el castellano oficial se define al malandro como persona que tiene costumbres reprobables o delictivas.

Entrada anterior
Na’ape
Entrada siguiente
Omokô kangue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú