Toiko la oikóa, he’i sevo’i oñemombóramo tallarín-pe

“Toiko la oikóa, he’i sevo’i oñemombóramo tallarín-pe”. Este ñe’enga o refrán popular se traduce como: “Que pase lo que pase, dice la lombriz cuando se lanza entre los tallarines”. Aparte de esta alusión humorística basada en la semejanza de formas entre la lombriz y el fideo, hay varias otras frases construidas que comienzan con “toiko la oikóa” (suceda lo que suceda).

Se trata de una decisión, visiblemente desafiante o arriesgada, que se toma sin importar ya las consecuencias que pudieran sobrevenir. Ya se sabe que es una determinación problemática, pero -como dice otra expresión popular- “jamás importó”. Es similar a decir: Que sea lo que Dios quiera.

Por ejemplo, es muy folclórico en el interior el tema del rapto de las jóvenes por parte de sus novios. Esta situación genera otro de los dichos populares: “Toiko la oikóa, he’i kuña okañýtaramo” (que pase lo que pase, dice la joven que va a huir con su pareja).

“Toiko la oikóa, mba’e la tanto” (suceda lo que suceda, qué lo que tanto), “toiko la oikoa, jaharei katu hese” (pase lo que pase, hagamoslo ya), son algunas combinaciones usuales. También se complementa con frase como: “para cuándo la vida”, “solo se vive una vez”, etc.

Otros ñe’enga derivados son todavía más osados y dicen: “toiko la oikóa, he’i aipo ojerokuáva pytumbýpe” (pase lo que pase, dice el que tuvo movimientos sexuales en la oscuridad) y “toiko la oikóa, he’i puto ohorô cimeforpe”.

Entrada anterior
Sapatu un lado
Entrada siguiente
Taryrýi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú