Tatu de oro

Kachi de oro
«Tatu de oro» quiere decir vagina de oro, una manera de resaltar su importancia. Habitualmente se refiere a la mujer que se da aires de grandeza.

Suele referirse a la que se muestra envanecida supuestamente por la categoría lograda por su órgano sexual. El refrán dice: “oñembo hepy ha’ete ikachi de oro” (se hace de la cara como si tuviera vagina de oro).

Luego, abundan expresiones del tipo: «¿itatu de oro mba’e pio?» (¿acaso tiene concha de oro?), «ndaipóri tatu de oro» (no hay vagina de oro), «dejá de hacerte la tatu de oro», etc.

Es también frecuente que los hombres rechazados, en su pichadura, utilicen el término con frases como: «se cree la tatu de oro», «¿moopio oñembo tatu de oro chéve hina?» (de donde se me hace la que tiene concha de oro).

En el lenguaje cotidiano paraguayo abundan las menciones al metal precioso para resaltar el valor de algo o alguien. Por ejemplo, “oro ku’i” (oro en polvo) es una frase muy usada en ese sentido.
Se puede decir “oro ku’i” cuando se está frente a un hallazgo de gran valor, un negocio promisorio, una idea genial o también para referirse a una persona de talento extraordinario.

En lugar de “tatu”, suele usarse también “kachi”.  Es sinónimo de kachi de oro y lo contrario de kachi de lata.

 

Entrada anterior
Carruaje
Entrada siguiente
Anotá por el hielo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar