Cualquiera de los alazanes, he’i ikavaju peteîva

El que tiene un solo caballo dirá: «cualquiera de los alazanes». El dicho refleja el deseo de aparentar un nivel socioeconómico más elevado de lo que realmente se tiene. Es decir, el rechazo a la verdadera condición de escasos recursos. O al menos, ocultar o disimularla.

Entonces, se recurre al exhibicionismo verbal de insinuar la posesión de varios alazanes, cuando a lo sumo se tiene algún burro flaco o ni siquiera eso. Son los famosos «jejapo»; personas que fingen un estrato al que realmente no acceden.

Las personas tildadas de «pura» son especialmente vilipendiadas en la jerga popular paraguaya.

 

Entrada anterior
Canasto
Entrada siguiente
Lunero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú